Qué es la displasia broncopulmonar (DBP)

La DBP es una enfermedad pulmonar crónica que causa problemas respiratorios en recién nacidos y bebés. En general, afecta a los bebés que nacen prematuramente (antes de las 32 semanas). También afecta a bebés que nacen con peso bajo (menor a 5.5 libras). La mayoría de los bebés se recuperan de la DBP. Los problemas respiratorios de algunos pueden continuar durante un tiempo prolongado. La DBP también se conoce como enfermedad pulmonar crónica (EPC) neonatal.

Los bebés que nacen antes de tiempo (prematuros) pueden contraer DBP debido a que tienen pocos sacos pulmonares diminutos (alvéolos) en los pulmones. Después del nacimiento, los alvéolos no están completamente desarrollados y no funcionan como deberían, especialmente si el bebé tiene un problema pulmonar llamado síndrome de dificultad respiratoria (SDR). Estos bebés permanecen en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

Su bebé puede tener DBP si tiene problemas respiratorios que superan un límite determinado. Es posible que su bebé necesite oxígeno o un respirador.

Diagnóstico de la DBP

La DBP puede ser leve, moderada o grave. Se diagnostica en función de la cantidad de oxígeno adicional que necesita un bebé cuando alcanza la fecha prevista de parto. El diagnóstico también se basa en cuánto tiempo el bebé necesita oxígeno.

Se le podrán realizar exámenes como radiografías de tórax, análisis de sangre y una ecocardiografía, que pueden ayudar a los proveedores de atención médica a saber con certeza si el bebé tiene DBP. Generalmente, se realizan pruebas diarias a los bebés en la UCIN.

Tratamiento de la DBP

Si su bebé es prematuro, puede recibir una inyección de un medicamento llamado surfactante, que recubre el interior de los pulmones y ayuda a mantener los pulmones de su bebé abiertos después del nacimiento. También ayuda a su bebé a inhalar y exhalar aire de los pulmones.

La mayoría de los bebés que padecen DBP comienzan a mejorar a los meses. Es necesario realizar tratamientos para asegurarse de que su bebé reciba suficiente oxígeno. Por ejemplo:

  • Respirador.

  • Oxígeno adicional a través de una campana especial, tubos nasales o una máscara facial.

  • Administración de líquidos a través de agujas o tubos en las venas del bebé para nutrición y crecimiento.

  • Incubadoras para mantener al bebé caliente y ayudar a prevenir infecciones.

  • Control continuo de la frecuencia cardíaca, la respiración, la temperatura, la presión arterial y el nivel de oxígeno en sangre.

Otros tratamientos para la DBP pueden incluir los siguientes:

  • Leche materna o fórmula con nutrición adicional agregada. Los bebés con DBP a menudo consumen más energía que otros bebés.

  • Administración de menos cantidad de líquidos o de medicamentos llamados diuréticos. Esto puede ayudar a reducir la cantidad de líquido en los pulmones del bebé.

  • Mantenga al bebé alejado de la contaminación del aire, el humo del cigarrillo, el polvo y otras cosas que puedan irritar los pulmones. Consulte al proveedor de atención médica de su hijo qué más debe evitar para ayudar a su bebé a recuperarse.

  • Lávese las manos correctamente para ayudar a prevenir infecciones. Lávese las manos con agua y jabón con frecuencia. Use desinfectante para manos cuando no se las pueda lavar. Trate de no estar en contacto con familiares y amigos que estén enfermos.

Complicaciones posibles de la DBP

Los bebés con DBP a menudo pasan semanas o incluso meses en la UCIN. Después de la hospitalización, los bebés con DBP pueden presentar otros problemas. Por ejemplo:

  • Presión arterial alta en los pulmones (hipertensión pulmonar).

  • Problemas en los ojos (visión) y oídos (audición).

  • Retraso en el habla.

  • Problemas cardíacos.

  • Problemas con el desarrollo normal o el aprendizaje.

  • Riesgo mayor de contraer infecciones pulmonares.

  • Problemas de alimentación (los contenidos del estómago regresan a la garganta y al esófago).

Comuníquese con el proveedor de atención médica de su bebé si desarrolla síntomas nuevos o algún síntoma empeora.

Cómo reducir el riesgo

El médico puede tomar medidas para evitar que un bebé contraiga SDR, que puede provocar DBP. Algunos de estos pasos son los siguientes:

  • Darle medicamentos esteroides durante el embarazo para ayudar a su bebé.

  • Hacer que su bebé utilice un dispositivo de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés). Esto puede ayudar a que su bebé respire mejor.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.